viernes, 5 de noviembre de 2010

Madrugadas, Largas madrugadas...





Búscame,
No me inventes en tus sueños,
Tócame en la inmensidad
Eterna que de mi te separa,
Encuéntrame,…no me dejes
El mundo sin ti enloquece.

Y me absorbe la vida
Sin llegadas ni partidas.

Jamás lloramos al besarnos
Mis manos no temblaron
Al desearte como nunca
(Como algo inmaculado)
No has visto en mi mirada
Cuanto tiempo te he esperado...

6 comentarios:

  1. Gran poema, digno de la eternidad

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Fran, por pasar! Un Beso grande!

    ResponderEliminar
  3. Precioso , ni lloraron tus ojos , ni temblaron tus manos, sin dramatismos, lleno de ternura, sin llegadas ni partidas. ¡Quien pudiera!
    Felicidades Fernanda .
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Mi Fer, cada dia te esmeras mas cielo,
    Es precioso, de verdad que es hermoso.

    ResponderEliminar
  5. Nata, muchas gracias...
    La cuestión esta en esmerarse y hacer algo mas cada día...
    Un Beso enorme!

    ResponderEliminar